Un mensaje para cuidar nuestro bienestar mental

Las alteraciones psicológicas como depresión, ansiedad, estrés o somatización, influyen de manera significativa en el curso del intestino irritable.

Cuando hay importante alteración psicológica, los medicamentos tradicionalmente utilizados tienen menor eficacia, por lo cual es necesario utilizar fármacos que actúen a nivel de la alteración mental.

Independientemente del origen de las alteraciones psicológicas, el cerebro y el intestino están estrechamente relacionados a través del eje cerebro-intestino. Los dos componentes de este eje tienen en realidad una influencia recíproca de estímulos: las perturbaciones psicológicas afectan la función y el peristaltismo de todo el tracto digestivo y, a su vez, las alteraciones primarias de este afectan la esfera mental.

Como se los digo con frecuencia, el estrés, la depresión o la ansiedad frecuentemente generan alteraciones en el organismo que pueden afectar prácticamente cualquiera de todos los sistemas del cuerpo humano.

A mis pacientes: escuchen sus cuerpos con detenimiento.

A mis colegas: escuchen atentamente a sus pacientes.

A todos: la salud mental es tan importante como la salud física ¡Es hora de cuidarnos los unos a los otros!🫱🏻‍🫲🏼

Te gustaría tener una asesoría con un especialista

Tenemos un equipo de profesionales dispuestos a resolver cualquier inquietud

WhatsApp chat